The map is not the territory

Así que dibuje mi APA, por enésima vez. El único problema con dibujar tu APA es que lo dibujas, lo miras, y a los cinco minutos quieres dibujarlo de nuevo. Está en continua evolución, no tanto porque entran elementos nuevos, sean temas, personas, o incluso herramientas, sino que hay una contiene una reunión orientación de las relaciones entre los elementos y la relativa importancia que les estoy otorgando. Este carácter evolutivo es clave, y me lleva a pensar que es más importante el proceso de dibujar el APA que el dibujo final que es producto de ese proceso.

Otra reflexión que se deriva del esfuerzo de intentar plasmar el APA tiene que ver con la dificultad de representar la complejidad de las relaciones entre los elementos. Cada “evento de aprendizaje”, si así se le puede llamar, está conformado de una colección de elementos que incluyen aspectos relacionados con áreas temáticas, uno o varios contextos, una o varias herramientas, uno o varios procesos y también de las personas. Luego en otro “evento” los mismos elementos pueden volver a configurarse en diferentes relaciones (por ejemplo hoy he conversado con Victoria, en un bar de Bruselas, sobre alfabetización, ayer intercambiamos páginas web relacionados con la privacidad mediante Twitter), y que los “eventos” pueden durar desde segundos hasta meses (mis conversaciones con Ian sobre el diálogo ya llevan varios años y forman parte de una conversación extendida). Estas consideraciones llevan a que plasmar la complejidad del APA es harto difícil, y tal vez haría falta papel de tres dimensiones, o incluso de cuatro, para poderlo abarcar.

He buscado varias maneras de abarcar esta complejidad. Uno de ellos (de otros hablaré más adelante) es adoptar varias perspectivas sobre el APA:

  • Están las áreas temáticas en los que actualmente centro mi atención en el aprendizaje, además de los que me sobrevienen por suerte o casualidad.
  • Están los diferentes contextos en los que me encuentro aprendiendo, que están conformados por elementos como la vertiente de frecuencia, la vertiente social (solo, en pareja, grupo, público) la formalidad, y las actividades que tienen lugar en ese contexto, además de la intencionalidad con respecto al aprendizaje en dicho contexto, y evidentemente las personas.
  • Las personas, sin embargo también ocupan su propia perspectiva y se agrupan de diferentes maneras, frecuentemente solapándose, ya que muchas personas son a la vez que amigos, compañeros de viaje, colaboradores, co-trabajadores etc. y en cada uno de estos papeles, lo que compartimos con ellos, y el centro de nuestro enfoque, puede ser distinto.
  • También están las herramientas o los canales o medios que ocupamos,
  • Están los diferentes fuentes y recursos (sources and resources) que usamos,
  • Y por otra parte los procesos que utilizamos, que incluyen consumir, curar, crear y conversar (¡que bien queda eso en español!).

He encontrado que tratar cada una de estas perspectivas en un dibujo distinto resulta útil. Reflexionando también sobre la necesidad de un papel infinito, he pensado que Prezi puede proporcionar una solución. Lo voy a explorar.

También resulta importante remarcar la dificultad de capturar la esencia del APA. Es un poco como intentar parar el mar. El movimiento no cesa. Aunque el proceso reflexivo resulte muy útil e iluminador, el mapa no es el territorio, y es también por eso que, justo después de terminar un dibujo, me encuentro volviendo a empezar.

Pero no por ello deja de ser interesante la actividad. El aprendizaje no cesa, y tampoco debe cesar la reflexión sobre ello, quizás incluso lo más importante del concepto del APA radica en en el hecho de que nos proporciona una metáfora que nos permite articular nuestras reflexiones sobre nuestros aprendizajes, las estelas que dejamos en el mar. Haciendo eco de Machado “dibujante, no hay dibujo….!”

Tan evidente como el oxígeno

Otro día, otro paisaje.

Ya pasé mis diez horas de aire acondicionado. Dejando México con mucha pena , pero también con grandes esperanzas, que ya contaré. Los gringos y su Boehners pasaron por debajo (no entendi aún porque el empeño en agarrarse a las costas en los vuelos transatlanticos, con lo bello que es el océano… enfín) …y al llegar a Madrid leo este articulo:

http://www.wired.com/business/2013/10/free-thinkers/

Me provocó una mezcla de ofensa, reconocimiento, ironía y frustración.

Ofensa, por la manera superficial de tratar a Matamoros. Se puede llegar a cualquier parte del mundo y acogerse a lo feo que tiene. Se supone que el periodista busca crear un fondo negativo para dar efecto a la joya que encontró. Creo que el trabajo educativo que ha encontrado no necesita tales juegos efectistas para lucirse. Y desluce al trabajo periodístico.

Ironía por lo que comenté hace un par de días, y porque Wired sea quien nos tenga que contar la experiencia de Summerhills, Montessori o Waldorf (mas de 100 años) sin ruborizar, como si fuera noticia. Y luego nos saca al estimable Sugata Mitra, y esta cita “The bottom line is, if you’re not the one controlling your learning, you’re not going to learn as well.” como si fuera noticia.

Pero a la vez supone reconocimiento a Sergio Juárez, y a sus alumnos. Enhorabuena!!! Es difícil cambiar la manera de educar y de aprender. Tan difícil que cada uno de nosotros tiene que hacerlo así, a pelo, con sus alumnos. Y sin garantías. Porque el cambio está en este proceso que hizo, no en el resultado que cuenta el periodista. Y valdría mas que Sergio lo cuenta a un compañero que al periodista. Así se propagaría de verdad. O no?

Y eso lleva a la frustración. Uno pensaría que servirían los periodistas. Uno pensaría que funcionan los medios masivos como mecanismo de divulgacion de nuevas maneras de entender la educacion etc. No creo que eso sea el efecto del articulo. Lo que pinta es una especie de milagro imposible que “el bueno de Sergio” logró. Claro, en un sitio como Matamoros (que según el periodista huele mal, ¿y eso que diantres importa?) lo hecho por Sergio es alucinante, incluso digno de espacio en Wired. Que m****rrrrda de paternalismo. Y me muerdo la lengua.

Pero que bonito que lo hayan contado, no?

Me resulta frustrante. Sin desmerecer a Sergio, ni a sus alumnos que lo lograron juntos a el, lo que ha hecho es maravillosamente normal, es la educacion hecha realidad. Como ha de ser. Y deberia der festejado continuamente, porque el labor del maestro deberia ser de lo mas respetado en la sociedad. Lo que este periodista ha contado no debería ser noticia.

Y lo que deprime es que lo es.

Como cambiamos esta situación? No quiero que sea “noticia” Sergio Juarez, (aunque si merece, y mucho, un reconocimiento). Quiero que sea parte de un mundo pleno de gente como él, que entiende la educación como el lo entiende, donde los educadores son más respetados que los banqueros y los politicos.

En mi PLE/APA/MUNDO hay un espacio donde en los mapas medievales ponían “Aqui hay dragones“. En mi PLE esa es la zona del cambio en la sociedad. (Mi PLE contempla herramientas tambien, pero los objetivos importan mas). La zona tiene que ver con el cambio en la educacion (porque no hay otro cambio, todo nace ahí). Es la zona que me arde, que me pica, que me perpleja….

TRAL se encuentra en esta zona. TRAL reconoce que es un tema “pendiente”, que importa esa autonomía, expresada en la cita “The bottom line is, if you’re not the one controlling your learning, you’re not going to learn as well.” aunque ni se concibe en muchas instituciones educativas, por mucho que sea tan evidente como el oxigeno (desglosa eso!!!)“,  Nosotros lo sabemos, si?

Entonces que hacemos?

 

 

 

Un día cualquiera

Hay días buenos, y días no tan buenos.

Estoy colaborando con una compañera en el desarrollo de un diplomado centrado en el tema de la moderación de foros.

No voy a entrar a valorar el alcance del planteamiento institucional. En el fondo lo interesante del proyecto para nosotros es la exploración de la interacción asíncrona en línea, que a nuestro modo de ver sigue siendo “tema candente”. Sea cual sea el medio que se utilice, la interacción asíncrona a distancia tiene una serie de características interesantísimas para la promoción del diálogo y el aprendizaje.

Pero hoy fue un día de “chasco”. Deprimente. Trabajamos con una institución, y las personas que lo representan, que busca crear un diplomado en “la moderación de foros”. Es decir un diplomado centrado en como “moderar” las interacciones entre personas. De ahí que es sorprendente oír de la coordinadora lo siguiente respecto al diseño de la actividad dentro del curso: “No es cuestión de explorar nada, el experto tiene que decir lo que es.” Les faltó añadir “y punto”.

En cierto modo sobra lamentarse de lo que evidencia este y otros comentarios realizados en la misma junta; en especial de la falta de comprensión de los mecanismos de aprendizaje, o la falta de comprensión de la interacción. No vale la pena quizás desmenuzar los argumentos esgrimidos, para así combatirlos, porque llega un momento en el que las críticas directas no sirven. Aunque resulte cómodo hacerlas para sentirse mejor, sólo sirven realmente para marcar distancias. Sin embargo es deprimente ver como los planteamientos de este tipo por parte de gente responsable de la formación de los educadores condenan a otra generación a una “mala educación”.

A nuestro modo de ver sólo queda el predicar con el ejemplo, de hecho tal vez sea el único “predicar” válido. Y así lo vamos a hacer.

Pero paradójicamente, estos son días que dan significado a las cosas, ya que uno recuerda los principios…y en cierto modo uno de las razones de ser de iniciativas como TRAL.

P.D. Luego voy a ver las actividades de Nivel 1, y veo la cita de Schweitzer! Qué pertinente!

 

Lanzamiento

Lo perdí, había una junta inevitable, para un proyecto (desarrollo de un juego digital para niños en comunidades indígenas), pero perdí el lanzamiento. ¡Caspita!

Así que tengo que lanzarme yo mismo :)…

Ví esto hoy:  The 15 ways of the self-directed learner. en http://www.missiontolearn.com/2013/10/self-directed-learning-success/.

Parece pertinente, relevante para TRAL, pero me parece interesante la brevedad. ¿Es tan sencillo como lo pinta esta lista? Yo creo que no, y creo que la complejidad de la tarea que supondría cumplir con estos 15 mandamientos es algo que TRAL tendría que explorar. O mejor dicho forma parte de mis objetos.

Para dar un ejemplo:  5. Views problems as challenges, not obstacles. Perfecto, lo intento. Pero a veces el problema será un obstaculo, por mucho que quiera verlo como reto. Como nos enfrentamos a esto?

Títulos…

..y temas.

Ya tengo un blog. Es un blog “fosil”.  Soy un “slow blogger”, pasan eras geológicas entre mensaje y mensaje. En parte debido a la carga de trabajo, pero también porque reflexiono tanto que frecuentemente se pasa el momento, y ahí se queda en la orilla, mientras yo sigo rio abajo. Ahora este nuevo blog va a usarse para mi particpación en TRAL, luego lo pondré en un barco en llamas y lo lanzaré al agua.

El título de este blog hace referencia al Aviso de Miranda que la policia norteamericana ha de recitar a cada arrestado. Le avisa de su derecho a callar, pertinente en estos tiempos de PRISM tal vez, pero también pertinente en un curso de estas características. Es lícito reflexionar en silencio, es lícito madurar las ideas, y es legítima la participación periférica!!!

Pero el título tambíen hace eco de Miranda, la hija de Prospero en La Tempestad de Shakespeare, que con cierta inocencia declara “O Brave New World!”….”es nuevo para tí” contesta su padre…